Mensaje de Reverendísimo Thomas G. Wenski

Pastor

Estimados amigos en Cristo:

Pronto nuestras parroquias llevarán a cabo la colecta anual dei Fondo para la Jubilación de Religiosos. Esta campana anual beneficia a más de 31,000 hermanas, hermanos y sacerdotes católicos de órdenes religiosas - mujeres y hombres que han dedicado su vida en servicio a los demás.

El Papa Francisco, durante la Jornada Mundial de la Vida Consagrada en 2018, destacó que “no hay crecimiento sin raíces y no hay florecimiento sin brotes nuevos.” (Papa Francisco, Homilía, Fiesta de la Presentación del Seiior.) Esta analogía ha sido comprobada en la vida de la lglesia en los Estados Unidos.

Los miembros mayores de órdenes religiosas fueron la base de las escuelas católicas, hospitales y agencias de servicio social, y permitieron el progreso de generaciones de católicos. Hoy día el ejemplo de los religiosos mayores inspira a los miembros más jóvenes a perseverar en su misión y ministerio.

Sin embargo, muchas comunidades religiosas luchan para poder cuidar a sus miembros ancianos. La mayoría de los religiosos mayores recibieron estipendios muy bajos que dejaron una gran carencia en los fondos para su jubilación. Los crecientes costos de la atención médica y los ingresos reducidos agravan la lucha por ofrecer una atención adecuada. Su donativo ai Fondo para la Jubilación de Religiosos proporciona fondos vitales para recetas médicas, enfermeros y más. También ayuda a los institutos religiosos a establecer estrategias de jubilación a largo plazo que permitan continuar sirviendo ai Pueblo de Dios.

Reconozco que esto es una de muchas causas nobles en necesidad de ayuda; solo les pido que donen lo que puedan. En agradecimiento por el servicio fiel de los religiosos mayores, les pido que se unan a nú para brindar apoyo ai Fondo para la Jubilación de Religiosos y rogar a Dios que derrame sus bendiciones en los religiosos de avanzada edad en nuestra nación.

Atentamente suyo en Cristo,
Reverendísimo Thomas G. Wenski
Arzobispo de Miami