Mensaje do Mons. Schwanger

Pastor

Mi Querida Familia de Nuestra Señora de Lourdes,

¡De regreso a la escuela!

Nuestros maestros y personal han estado aquí en el campus preparándose para el nuevo año escolar y arreglando sus aulas. El ambiente está lleno de emociones y expectativas. Nuestros nuevos estudiantes y sus familias pueden contar con nosotros para recibirlos y ayudarlos a pertenecer rápidamente a esta familia hermosa y llena de espíritu.

La Misión de la Escuela Parroquial de Nuestra Señora de Lourdes es proveer educación y formación cristiana sólida a todo aquel que lo desee. Es nuestro profesorado y personal que le da vida a esta misión tan hermosamente. Un parroquiano activo de Nuestra Señora de Lourdes que quisiera enviar a sus hijos a la escuela parroquial nunca debe tener duda por asuntos económicos. La asistencia financiera está disponible para familias Católicas con necesidad de asistencia. Nuestra escuela está aquí para ustedes y estamos comprometidos a servir a nuestros niños.

La Escuela Parroquial de Nuestra Señora de Lourdes está a punto de comenzar su año, pero también lo está la Escuela Secundaria Archbishop Coleman Carroll – así como también la mayoría de nuestras escuelas elementales locales, secundarias y universidades. También nuestras clases de Formación Cristiana abrirán pronto para apoyar la vida en Cristo de nuestros estudiantes en escuelas públicas. Deseémosle lo mejor a nuestros estudiantes y mantengámoslos en nuestras oraciones. Oremos no solo para que descubran la verdad y el entendimiento, pero que también tengan la valentía de hacer lo que descubran que deben hacer en el momento en que lo descubran, en sus propias vidas y en nuestra vida como familia parroquial.

Finalmente vamos a volver a nuestros maestros y personal que hacen que toda esa magia suceda. Ellos también necesitan nuestras oraciones y apoyo. Una cosa es ser responsable de uno mismo. Otra cosa es tomar responsabilidad para ayudar a otro a “hacerse”. Que nuestros maestros y personal encuentren bendiciones en su disposición de darse ellos mismos por el bien de nuestros jóvenes y encuentren vida para ellos mismos aun cuando están dándole vida a otros.

¡Felicitaciones a todos y bendiciones para este nuevo año!

Msgr. Schwanger
Párroco