Mensaje do Reverendisimo Thomas G. Wenski

Pastor

Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

Anualmente, el pem1ltimo domingo de octubre marca la celebración Eucarística de la Iglesia para las Misiones, el Domingo Mundial de las Misiones.

En su mensaje para la celebración de este año el 21 de octubre, el Papa Francisco explica que “la vida es una misión.” “Cada uno de nosotros esta llamado a reflexionar sobre este hecho: ‘Soy una misión en esta Tierra; esa es la razón por la que estoy aquí en este mundo’ (Evangelii Gaudium 273),” escribe. Centrándose en los jóvenes, señala: “Dirigiéndome a vosotros lo hago también a todos los cristianos que viven en la Iglesia la aventura de su existencia como hijos de Dios.”

lnvito a todos nosotros en esta archidiócesis a ver el Domingo Mundial de las Misiones como un momento especial para vivir la misión que compartimos como hijos de Dios, la misión de llevar el Evangelio a todo el mundo. Los animo a ser una “voz para la misión” a través de sus oraciones y de la ayuda que puedan brindar en apoyo de los sacerdotes, religiosos y líderes pastorales laicos que trabajan incansablemente, día tras día, proclamando el Evangelio, construyendo la Iglesia, y sirviendo a los pobres en más de 1.100 diócesis de misión en Asia y África, las islas del Pacifico y partes de América Latina y Europa.

Las oraciones y la ayuda material generosamente entregadas a la colección de la Sociedad para la Propagación de la Fe en el Domingo Mundial de las Misiones, explica el Papa, continúan apoyando la “predicación del Evangelio a todas las naciones,” contribuyendo así a lo humano y cultural crecimiento de todos aquellos que tienen sed de conocimiento de la verdad.”

“La misión revitaliza la fe,” nos recuerda el Papa Francisco, citando al Santo Papa Juan Pablo II en Redemptoris Missio (# 2). Que su compromiso con la misión continua del Señor renueve su fe y sea una bendición en su vida. Y que sepan de mi agradecimiento personal por su generosa respuesta en este día único para toda la Iglesia, y durante todo el año, cuando puedan.

Atentamente suyo en Cristo
Reverendisimo Thomas G. Wenski
Arzobispo de Miami