Mensaje do Mons. Schwanger

Pastor

¡Feliz Día de los Padres!

Espero que todos tengan planes para una gran celebración. Recuerdo que al menos exteriormente, el Dia de los Padres avergonzaba a mi papá. Por ejemplo, no podía regalarle un certificado de regalo o lo utilizaría para comprar algo para la familia. Pero sospecho que él estaba realmente satisfecho de que le demostráramos que entendimos y apreciamos el hecho de que tomara su vocación como padre seriamente. Era importante para él saber que hacía una diferencia – y ¡lo hacía! Así que hoy le damos las gracias a nuestros padres y les dejamos saber que “sí” ellos hacen una diferencia y que nosotros los amamos y agradecemos.

Me gustaría especialmente que recordemos a nuestro recién ordenado padre aquí en la parroquia – P. Omar Ayubi. Este es su primer Dia del Padre con nosotros. ¡Qué bien que está con nosotros en nuestro Peregrinaje al Santuario de Lourdes! Es con buena razón que llamamos a nuestros sacerdotes “padre”. Ellos nos dan nueva vida. Ellos nutren y protegen esa vida. Nos alimentan. Nos enseñan. Nos consuelan. Nos celebran. Por la gracia de Dios ellos viven para que nosotros tengamos vida. Ser padre es algo maravilloso e impresionante y sé que ningún padre está seguro de estar dispuesto a hacerlo. Sospecho que el padre Omar está un poco nervioso al tomar el llamado a la paternidad entre nosotros. Continuemos dándole la bienvenida. Hagámosle saber que le damos gracias a Dios por habérnoslo dado como padre. Hagámosle saber que apreciamos su preocupación por nosotros. Finalmente, digámosle que “sí” él ya hace una diferencia. ¡La hace!

Feliz Día de los Padres a todos nuestros padres y ¡gracias!

Mons. Schwanger